Tuesday, February 17, 2015

Gastos principales de mantener un bebé

Cuidar de un bebé no es barato, existen muchas nuevas cosas que tendrás que comprar, pero que no te quede duda de que cada centavo lo vale.

Para comenzar, y lo más obvio para casi cualquier padre nuevo, se tienen los pañales. El insumo más conocido de los bebés. Felizmente en el mercado se encuentran varios diferentes precios de pañales, y si se compran al por mayor, te puedes ahorrar bastante a comparación de comprar en cantidades menores. A su vez se debe considerar el lugar en dónde se van a comprar. La calidad de los pañales que vas a adquirir puede depender bastante de tu presupuesto pero de cualquier modo, comprarlos en farmacias o tiendas no especializadas puede elevar sus precios, por lo que no es la opción recomendada.

A esto se le podría agregar las toallitas húmedas, pues los pañales desechables no funcionan también para limpiar al bebé. Sumando los gastos se puede fácilmente salir del presupuesto mensual, llegando hasta los $90.

La opción a los pañales desechables es usar pañales de tela y lavarlos con frecuencia. Es una tarea ardua pero el ahorro en gastos es grande, por lo que puede ser la opción más recomendada si se cuenta con un presupuesto ajustado, por más trabajoso que sea la labor.

Lo siguiente es la ropa para bebés. Todos esos atuendos adorables que vas a querer comprarle al nuevo miembro de la familia pueden terminar haciendo un agujero en tu billetera. La buena noticia es que, muy probablemente, los amigos o familiares llenen tu hogar con regalos para el recién nacido, haciendo que el posible gasto se reduzca. Ahora solo tienes que resistir la tentación de comprarle esa adorable ropa de dormir de panda que viste en la tienda.

Otro gasto importante es la comida para bebés que vas a tener que comprar. Incluso si le das de lactar como lo recomiendan los expertos, posiblemente vas a tener que adquirir los aditamentos extras para hacer de esta tarea un proceso más simple de llevar. Mamaderas, y un extractor de leche son básicas, aparte de las pezoneras especiales y darte el tiempo y espacio para realizar la extracción.

Por otro lado si vas a comprar leche en polvo, prepárate pues el costo es bastante elevado. Compra al por mayor y en tiendas especializadas para ahorrar todo lo que puedas si eliges esta opción.

Los  accesorios pueden llegar a ser lo más caro que tengas que adquirir en los primeros meses. Es bueno comenzar con lo básico, un asiento especial para el auto es fundamental para poder movilizarte con tu recién nacido. Hacerlo de cualquier otra manera puede ser bastante irresponsable. Una bolsa para los pañales también será necesaria cada vez que salgas de tu casa. Un cochecito es prácticamente necesario, pues cargar a tu bebé todo el día puede resultar cansado y poco práctico, y en muchas ocasiones no va a ser posible. Eso o una mochila especial para llevar a tu bebé van a estar entre tus comprar en los primeros meses definitivamente. Felizmente, de nuevo, es muy probable que en el baby shower que realices, tus familiares te regalen bastantes de estos accesorios, por lo que no tendrás que gasta en ellos. Pero si alguno te faltara tendrás que elegir uno y balancear entre calidad y precio, pues nada es más importante que la comodidad de tu bebé.

Otra cosa muy importante en los primeros meses de tu bebé son los juguetes. La principal fuente de aprendizaje de tu bebé en su temprana edad son tú y sus juguetes. Él va a conocer el mundo a través de tus ojos y lo que le muestres cuando estés a su lado, pero cuando esté solo y necesite distraerse, recurrirá a sus juguetes para experimentar. Usará lo que tenga a la mano para ver como funcionan las cosas del mundo al que acaba de llegar, por lo que es importante que le des una variedad de juguetes de calidad. Felizmente, los mejores juguetes no son los más caros o llamativos. La simpleza de los juguetes de antaño es la más valiosa para los niños, pues muestran respuestas inmediatas al estímulo. Los juguetes que emiten sonidos y luces de colores pueden confundir al recién nacido, por lo que se prefieren los juguetes coloridos y no mecánicos. Que tengan varias formas y colores y no se rompan fácilmente, para que pueda experimentar de la forma que guste. Obviamente se debe tener en cuenta la seguridad. No dejarlo jugar con nada que pueda causarle daño alguno, en especial con cosas que puedan cortarlo o con juguetes que tengan piezas pequeñas que pueda meterse en la boca fácilmente, pues puede asfixiarse. Al fin y al cabo los juguetes son una parte muy importante de la vida del recién nacido, pero la seguridad está primero.

Más allá de los gastos antes mencionados, puede que el mayor sea el de dejar de recibir un ingreso, por la falta de tiempo que se te presentará, al tener que ponerle muchísima atención al nuevo miembro de la familia. Incluso si no dejas de trabajar, seguramente no podrás seguir quedándote horas extra en el trabajo solo para darte ese gustito a fin de mes. Esto va a reducir tu presupuesto mensual dependiendo de cuánto tiempo ocupes para tu bebé. Y si tomas la opción de quedarte en casa, estarás dejando de recibir una gran suma de dinero, por lo que es importante evaluar la situación económica antes de embarcarte en esta gran aventura. En el segundo caso, tu pareja se convertirá en el único proveedor, y la carga puede ser muy fuerte.

Si decides convertirte en una madre a tiempo completo, felizmente dejarás de gastar en niñeras, caso contrario, este es un gasto que también debes considerar. Seguramente no te lo imagines, pero estar todo el día con tu bebé puede llegar a estresarte, y tal vez sientas la necesidad de salir a fin de mes y tener un día para tí. El gasto en una niñera puede no ser tan grande la primera vez, pero conforme vayas repitiendo las salidas, puede que se convierta en un gasto que tengas que considerar. Afortunadamente, lo más seguro es que no pase a menudo.

Junto a estos gastos también debes considerar los gastos médicos, que son muy variables, y con buena fortuna, tu bebé no requerirá de ir al doctor más de lo normal. Pero de igual manera se debe considerar.

A esto súmale los gastos en movilidad que te generará movilizarte con el bebé y ya tendrás prácticamente todos los gastos cubiertos. Solo queda realizar un presupuesto realista y cuidadoso, para que tu bebé tenga todo lo que necesita para crecer sano y feliz.



Friday, December 26, 2014

Armatek